El MNR ganará las elecciones

N.R. Las elecciones presidenciales bolivianas de 1989 se realizaron el 7 de mayo. Presidía el país Víctor Paz Estenssoro. El 5 de agosto de 1989 Jaime Paz Zamora fue proclamado Presidente por el Congreso a pesar de haber quedado en tercer lugar durante las elecciones generales del 7 de mayo de ese año. Gracias al apoyo político que recibió del segundo candidato más votado, el derechista y antiguo ex dictador militar Hugo Banzer Suárez, así evitó la proclamación del candidato oficialista (MNR) Gonzalo Sánchez de Lozada, quien había ganado las elecciones pero no con el 50% requerido para asumir la presidencia. Antes de tal acontecimiento, el semanario Liberación publicó el 21 de octubre 1988, la siguiente entrevista en la ciudad sueca de Malmö a dos ex parlamentarios bolivianos, exiliados a Suecia por las dictaduras de Banzer Suárez y García Meza, siendo que por razones familiares, habían retornado a este país en tiempos que Bolivia, se encaminaba a la pugna preelectoral de 1989.



Para los propios y extraños enormes expectativas despierta el proceso electoral boliviano. El surgimiento de candidatos a la presidencia, permite la más polemizada es la del candidato oficialista Gonzalo Sánchez de Lozada, un hombre económicamente poderoso en el país y estrechamente vinculado con la política norteamericana. Sus rivales son Hugo Bánzer Suárez y Jaime Paz Zamora, ambos con “grandes posibilidades” de ganar, a criterio de algunos analistas políticos.

En nuestro intento de perfilar un análisis aproximado sobre esta situación hemos sostenido conversaciones con dos ex parlamentarios bolivianos: Héctor Borda, fundador del Partido Socialista Uno, y ex senador de la República (1982-1985); y Severo Torres, ex dirigente sindical, minero y ex diputado nacional por el MIR (1982-1985). Ambos políticos coincidieron en reconocer que el panorama electoral boliviano se torna complejo.

“Yo creo que el MNR (Movimiento Nacionalista Revolucionario) ganará las elecciones”, vaticinó el ex senador Borda en su primera apreciación, afirmando que el candidato oficialista es “el hombre indicado por el Pentágono norteamericano”, además dijo que “está emparentado con el Chasse Manhattan Bank, uno de los hijos de Rockefeller está casado con la hermana de Sánchez de Lozada”, aclaró.

“con la nominación de este hombre, la reaccionaria ADN (Acción Democrática Nacionalista) ha disminuido sus posibilidades”, dijo, puntualizando que la administración norteamericana eligió ya su hombre para mantener atada a la nación boliviana. “Siempre es mejor una nueva ficha que otro con antecedentes golpistas como Bánzer, agregó.

“Para los militares, dijo Borda, Sánchez de Lozada es el nexo más importante para lograr un incremento en los programas de ayuda militar norteamericana y el sector privado del país apoyará también a este hombre las llaves del mercado financiero de Estado Unidos.

¿Qué pasará con ADN si consideramos que en 1985 ganó las elecciones y cedió en el Parlamento?

“Bánzer Suárez emergió de una dictadura y está involucrado con el narcotráfico, sus posibilidades van mermando ante las nuevas perspectivas electorales del movimiento. Muchos adenistas se pasarán de bando, siempre lo han hecho y lo propio ocurrirá con los dirigentes que actualmente permanecen en otras alas del movimientismo como Vanguardia 9 de Abril, MNR de Izquierda y otros grupos afines”.

Agregó que esta conducta se vio en las últimas elecciones, en la que el ex presidente Siles Zuazo quedó solo y abandonado por sus partidarios. Restó, igualmente toda importancia al pacto por la democracia, suscrito entre el MNR y ADN. “Los pactos políticos se hacen y se deshacen. Todo pacto tiene una vida efímera”, sostuvo, reconociendo que el pacto sirvió para avalar la política neoliberal de Paz Estenssoro y frenar a las fuerzas de la oposición.

Respecto al MIR, nuestro entrevistado fue tácito al señalar “el MIR es joven y tiene buen avance “. “El partido que dirige Jaime Paz Zamora – agregó está identificado con la social democracia europea y no sé qué desarrollo habrá cumplido en el movimiento obrero boliviano. Podrá mantener su presencia política pero difícilmente será gobierno, sentenció.

¿Riesgos de un empantanamiento o golpe de Estado?

“En el congreso Nacional puede darse la posibilidad de empantanamiento para elegir o ratificar el futuro presidente, entonces corresponderá a las fuerzas de izquierda retomar su verdadero rol”, dijo, descartando a su vez toda posibilidad de un golpe de estado en el país. “a Estados Unidos no le conviene un dictador, Sánchez de Lozada es el candidato idóneo para sus intereses”.

Reiterando en torno a las perspectivas de la izquierda, el ex senador socialista manifestó estar alentado por los esfuerzos de una virtual alianza de corrientes izquierdistas. Al respecto dijo estar evaluando recientes informaciones provenientes del país en torno a la conformación de un frente de izquierdas que integrarían el MIR- masas, Movimiento Bolivia Libre, Vanguardia Obrera sector Filemón Escobar, los dos sectores del Partido Comunista de Bolivia y la posible incorporación de Izquierda Democrática y Movimiento Tupak Karari de Genaro Flores.” los partidos de izquierda deben presentar al pueblo alternativas reales para hacer frente a los a los proyectos pro imperialistas”, propugnó el ex senador Héctor Borda, actualmente alejado de las actividades políticas de su partido.

Sin embargo, hasta el momento son conjeturas las que se ciernen en todos los niveles de la población boliviana.

El MIR tiene grandes posibilidades

Los partidos políticos de izquierda tendrán que desempeñar un determinado rol en la elección del futuro presidente y el MIR desarrollar un papel mucho más significativo para acceder al gobierno. Criterio casi generalizado en la población boliviana.

Nuestro segundo entrevistado fue el ex diputado nacional Severo Torres, quien consideró que en condiciones actuales sería el MIR el ganador de las próximas elecciones. “sus perspectivas son mayores para ser gobierno”, dijo.

Precisó que en el espectro pre- electoral boliviano sobresalen tres siglas partidarias: MIR, ADN, y MNR. “El MNR -puntualizó- sufrió un enorme desgaste político a un elevado costo social que disminuye sus posibilidades electorales”. “Además, dijo, este partido confronta serías contradicciones internas “. Admitió que el candidato oficialista Gonzalo Sánchez de Lozada, puede desarrollar una importante campaña electoral por el poder económico que posee y el apoyo norteamericano que goza.

Al referirse al partido de Hugo Bánzer Suárez, Acción Democrática Nacionalista (ADN) dijo que igualmente “confronta serias contradicciones internas”. “Las últimas elecciones municipales efectuadas en el país, fue el parámetro para medir las perspectivas de cada sector político. El MNR se situó por debajo de sus propios cálculos y la ADN perdió significativas posiciones, habiendo repuntado el MIR y sectores de izquierda aliadas con un avance que crea nuevas expectativas en el momento actual”, sostuvo Severo Torres. “El pacto no sirve de nada”, contestó categóricamente a nuestra consulta en torno a la vigencia del Pacto por la Democracia suscrito entre el MNR y ADN.

“La denominada modalidad política mirista “Nueva Mayoría”, le permite a este partido ganar un sustento mayor en las fuerzas armadas y en el sector privado, así como en los sectores urbanos, una mayor militancia nominal”. Explicó que “El MIR en su afán de acceder al poder no escatima esfuerzos e incorporó a Raúl Salmón para presentarlo como candidato municipal, un hombre involucrado con el garciamezismo, promotor de la demolición de la sede de la Central Obrera Boliviana y cómplice en el entierro clandestino de los 8 dirigentes miristas asesinados en 1981.

El ex parlamentario rememoró que la división de su partido se debió a pugnas y contradicciones internas. “La actitud miristas nada coherente durante el gobierno de la UDP. Ha determinado el fraccionamiento del partido en tres sectores: MIR-Nueva Mayoría (Paz Zamora), MIR- Masas (WalteR Delgadillo) Y MIR- Bolivia Libre (ahora Movimiento Bolivia Libre) “. “Sin embargo hoy, acotó, ante las dos opciones derechistas MNR- ADN, el MIR- Paz Zamora se perfila como un partido de grandes posibilidades electorales”.

¿Qué perspectivas entonces tienen los partidos de izquierda?

“El Movimiento Bolivia Libre que lidera Antonio Aranibar es el proyecto alternativo de la izquierda en base a una coalición electoral que le permitirá proponer al pueblo la más amplia unidad en la defensa de las aspiraciones populares “, dijo,recordando que “en las elecciones municipales mostraron un significativo avance”.

¿Empantanamiento o golpe?

Si, se produce un empantanamiento en el parlamento por la correlación de fuerzas, los partidos de izquierda y tal vez Vanguardia 9 de Abril, puedan ser instrumentos de decisión”. “ Y una vez más en este análisis – subrayó- para el MIR se suman posiciones favorables” ¿Bánzer, Sánchez de Lozada, o Jaime Paz Zamora?

Finalmente, Severo Torres desestimó todo riesgo de un golpe de estado en el país.

Jaime Padilla/ semanario Liberación
Foto: Víctor Vidal