Artículos de: Julio, 2021

Condena internacional a los golpistas bolivianos

El periodista y político boliviano Mario V. Guzmán Galarza, desde sus tiempos de exilio 1971 en México, se incorporó al diario El Día, desde donde sus notas de análisis y de denuncia de los tiempos críticos en la política boliviana, se ha convertido en el defensor de los derechos humanos y principalmente desde su óptica política en defensor de los recursos naturales bolivianos. Es autor del libro: “El M.N.R. y la revolución americana en marcha” Guzmán Galarza, Mario V. (La Paz : Del Estado, 1961). La nota que reproducimos a continuación, esta escrito por él, en 1980, cuando el general Luis Garcia Meza, asalta la presidencia boliviana.


Testimonio: Mi propia vivencia

N.R. El presente testimonio de Leonor Churquina, es un aporte importante para la recuperación de la memoria, del funesto golpe militar de 1980. Este mismo documento, es una especie de homenaje a Juan Churquina, hermano de la compañera Leonor, fallecido recientemente en Bolivia. Juan llegó como cientos de los compatriotas, a estas tierras exiliado por la dictadura garciamecista. Retornó en 1982 al país, una vez recuperada la democracia boliviana, con la asunción a la presidencia del candidato ganador de las elecciones de julio de 1979: Hernán Siles Zuazo. Juan Churquina, hombre de solidos principios, desde muy joven se enroló en movimientos políticos contra la oligarquía y el neoliberalismo propiciados por los partidos tradicionales de derecha. Murió, convencido de haber aportado con su presencia y esfuerzo, en el nuevo compromiso que asumen hoy los jóvenes con su pueblo. Honor y homenaje a Juan Churquina!


Rinden homenaje a los mártires y víctimas del golpe de Estado de 17 de julio de 1980

17.Jul.21    Noticias

El Comité Nacional de Defensa de la Democracia (Conade) rindió su homenaje a los mártires y víctimas del golpe de Estado del 17 de julio de 1980 encabezado por el general Luis García Meza junto a grupo de paramilitares que sacaron del poder a la entonces presidente constitucional Lidiar Gueiler Tejada.


Una necesaria reflexión

El tiempo no se detiene. Este sábado se recuerda los 41 años del Golpe de Estado en Bolivia, encabezado por el general Luis García Meza. Era un día jueves. Un día antes, la población de la ciudad de La Paz, con anticipación ya había programado una serie de actividades culturales y políticos para recordar los 171 años de la gesta libertaria del 16 de julio de 1809.


El MNR ganará las elecciones

N.R. Las elecciones presidenciales bolivianas de 1989 se realizaron el 7 de mayo. Presidía el país Víctor Paz Estenssoro. El 5 de agosto de 1989 Jaime Paz Zamora fue proclamado Presidente por el Congreso a pesar de haber quedado en tercer lugar durante las elecciones generales del 7 de mayo de ese año. Gracias al apoyo político que recibió del segundo candidato más votado, el derechista y antiguo ex dictador militar Hugo Banzer Suárez, así evitó la proclamación del candidato oficialista (MNR) Gonzalo Sánchez de Lozada, quien había ganado las elecciones pero no con el 50% requerido para asumir la presidencia. Antes de tal acontecimiento, el semanario Liberación publicó el 21 de octubre 1988, la siguiente entrevista en la ciudad sueca de Malmö a dos ex parlamentarios bolivianos, exiliados a Suecia por las dictaduras de Banzer Suárez y García Meza, siendo que por razones familiares, habían retornado a este país en tiempos que Bolivia, se encaminaba a la pugna preelectoral de 1989.


365 días de dictadura fascista y narcotraficante en Bolivia

Foto: Marcha de exiliados bolivianos en ciudad de Växjö 1981 Después del 17 de julio de 1980, trágica fecha en la historia de Bolivia, cientos de compatriotas bolivianos, llegaron a Suecia. Desterrados por la dictadura del General Luis García Meza. De los vuelos provenientes desde Bolivia, desembarcaban cada semana cientos de hombres, mujeres niños y jóvenes, en los aeropuertos de Estocolmo, Gotemburgo y Växjö, para ser trasladados posteriormente a los llamados campamentos de refugiados existentes en ese tiempo en pequeñas comunas, donde estaban concentrados bolivianos, chilenos, uruguayos, argentinos y otros asilados, todos perseguidos por las dictaduras militares imperantes en sus respectivos países. Dirigentes sindicales y políticos bolivianos, organizaron en las principales ciudades suecas, los grupos de trabajo político, para denunciar con movilizaciones los crímenes políticos en Bolivia y gestionar ante autoridades suecas su pronunciamiento de condena y rechazo a la dictadura garciamecista. Presentamos, aquí y probablemente sea uno de los primeros y principales documentos que se haya redactado al cumplirse el año del golpe militar de 1980.


Doña Flora Gonzales falleció 14 de febrero 2018

Un poeta anónimo dejó escrito en un libro de la biblioteca de Uppsala: “Los llegados desde tierras lejanas y extrañas, sembraron en Suecia con su muerte, semillas nuevas de cultura” . Es tan cierta esa valoración. Cada persona, a su paso por esta sociedad, deja invaluables muestras de personalidad y experiencias que enriquecen. Así comprendemos la vida de la boliviana Flora González fallecida en 2018 en la ciudad de Gotemburgo .


Una mujer en la prisión

Tímida y valientemente empiezan a aparecer relatos personales y testimonios políticos del trágico y sangriento periodo de la dictadura garcíamecista de 1980. Este mes de julio se recuerda 41 años del destierro de miles de compatriotas bolivianos, hacia diversos países solidarios que extendieron sus brazos a quienes escaparon de la tortura, encarcelamiento y asesinatos. La prensa boliviana en esa época, silenciada y censurada por la dictadura, no escribía sobre la tortura ni de los encarcelados. Una especie de cadena clandestina de documentos y cartas informativas daban cuenta de los perseguidos. Aquí transcribimos el testimonio de Rebeca Bustamante publicada en la Revista Teórica Mensual Publicada por el Comité Central del Partido Obrero Revolucionario (POR), número 7, enero 1981, enviada a nuestro portal en días pasados.


Testimonio: Un encuentro generacional

“Son bolivianos suecos. Acá son bolivianos y cuando están allá son suecos, entonces es una identidad, muy difícil, no poder saber qué es lo que piensan ellos, sería interesante, como reporteros populares, nuestro trabajo es saber y tener su voz y nosotros difundirlos”, fue la primera impresión de Betzabé Saca Choque comunicadora social de Radio Pio XII, que en su primera visita en julio del 2015 a Suecia, y mantuvo una serie de encuentros con los hijos de los bolivianos que por razones políticas, llegaron a este país en los años 70 – 80.